AIM Andalucía, líder en inseminación artificial porcina en la región andaluza

Desde hace cinco años AIM Ibérica abastece a las granjas de Andalucía dosis de semen desde el Centro de Inseminación de AIM Andalucía.

El Centro de Inseminación se encuentra situado en el municipio de Aznalcázar (Sevilla), una población enclavada en una zona de mínima densidad de granjas de porcino, lo que otorga un punto fuerte a la bioseguridad del Centro de Inseminación.

Bioseguridad, un punto clave

La finca cuenta con tres vallados de seguridad, uno perimetral  que da acceso a la finca,  cuenta con un vado de desinfección para la entrada de vehículos. Atravesar este primer vallado únicamente permite acceder a la zona de recepción, en la que se realiza la entrada de materiales y salida de las dosis seminales. El segundo vallado permite el acceso a la nave utilizada como lazareto, donde los camiones realizan la descarga de los animales de reposición. Finalmente, existe un tercer vallado que delimita la zona correspondiente a la nave principal, separando ésta del resto de instalaciones.

Para evitar la entrada de camiones de suministro de pienso se trabaja con un silo de recepción y otro para distribución, de esta forma los camiones no acceden a la finca.

Además del vallado, la nave principal cuenta con todas las medidas de bioseguridad incluidas en los protocolos establecidos por AIM en sus centros de inseminación. Este protocolo contempla, entre otras medidas de bioseguridad, el paso obligado por duchas en los vestuarios para acceder a las zonas de producción, ya sea el laboratorio o la nave de verracos. Toda visita ajena al personal del centro se realiza garantizando por escrito que no ha habido contacto con ganado porcino durante un periodo mínimo de 48/72 horas.  Al igual que los trabajadores del centro, cualquier visitante debe pasar por las duchas a la “zona limpia” y utilizar ropa suministrada por la empresa. Lo mismo sucede con el calzado, ya que el paso a cada una de las secciones en que se divide la zona de producción se realiza con un calzado específico.

Estado Sanitario

El centro está certificado y calificado como A4, por lo que  sus verracos son libres de las principales enfermedades que afectan a la cabaña porcina.

Los animales de todos los centros de AIM, cuentan con el status de PRRS negativo, además de un excelente nivel sanitario general. Para ello, siguen rigurosamente  todos los protocolos oficiales establecidos y otros complementarios. Así, realizan análisis sobre sueros sistemáticamente y con asiduidad, además de estudiar mensualmente otras muestras.

Para el control de parásitos, tanto internos como externos, los animales siguen un programa de desparasitación dos veces al año.

Instalaciones

El centro de Inseminación cuenta con tres naves, una de ellas se utiliza como zona de recogida para los transportistas y entrega de materiales. Esta nave cuenta con un cuarto refrigerado para la correcta conservación de las dosis antes de su recogida.

Otra de las naves se destina a lazareto. En esta nave permanecen todos los animales de reemplazo por un período mínimo de dos meses. Se busca proteger el centro de la entrada de patógenos externos, al mismo tiempo que se realizan procesos para la adaptación de estos nuevos verracos al estado sanitario del propio centro. Durante su estancia en el lazareto a los animales se les practican análisis serológicos, además de una rigurosa contrastación de semen. Si todos estos controles son favorables, los animales pasan a incorporarse al censo productivo del Centro.

Por último, cuenta con un edifico principal, en el que se encuentran la nave de verracos, las oficinas destinadas a las gestiones administrativas, el almacén de materiales, los vestuarios y el laboratorio en el que se realizan las dosis seminales.

El laboratorio

El laboratorio aplica el sistema de trabajo desarrollado por AIM Ibérica a lo largo de más de 25 años de experiencia en España, y cuyos protocolos están dentro del Sistema de Gestión de la Calidad ISO 9001:2015.

Para garantizar una máxima calidad y eficacia en la producción es clave el software que se ha desarrollado, que permite automatizar los procesos, desde las órdenes de pedido de los clientes hasta la salida de estos en las rutas de distribución, pasando por ordenes de extracción a los establos, contrastación, dilución y envasado, y además coordinado con el control de temperatura de reparto. La automatización de los procesos es la clave para evitar errores y conseguir la trazabilidad total de las dosis, desde la extracción hasta la entrega en granja.

 

 

 

 

 

 

 

 

La nave de verracos

La nave de verracos está dividida en dos zonas. Por un lado, está la zona central destinada a la extracción que cuenta con un foso y cuatro potros fijos. Por otro la zona destinada a las al alojamiento de los verracos, en cuadras de 6 m2 y con capacidad para 100 machos.

La nave cuenta con sistema de ventilación forzada y de refrigeración por coolings, que ayudan a mantener la temperatura de la nave favoreciendo el confort de los animales.

Los suelos de la nave están compuestos por una cama de serrín lo que permite un óptimo bienestar de los animales y la alimentación es automática.

Líneas genéticas y producto final

Los centros de AIM Ibérica son multigenéticos, las líneas que se van ajustando periódicamente de acuerdo con la evolución de la demanda y los avances genéticos. Una gran ventaja con la que cuentan los centros de AIM, es su vinculación con Topigs Norsvin, circunstancia que le permite ofrecer un conjunto de machos de primer nivel con una calidad excepcional.  AIM Andalucía cuenta con machos de prácticamente todas las líneas genéticas, destinados a la producción de dosis tanto para cerdo blanco, como para cerdo ibérico.

Actualmente, el laboratorio produce una media de 5.000 dosis semanales, aportando al mercado 265.000 dosis anuales.

AIM Andalucía ofrece a sus clientes dosis tradicionales y post-cervicales, atendiendo a las necesidades de cada cliente. Las dosis post-cervicales comercializadas actualmente son el 65% de la producción, esto permite mejorar el rendimiento de los verracos aumentando su eficiencia. Además, facilita un mayor aprovechamiento de los verracos con mejores valores genéticos.

Equipo humano

El personal que forma la plantilla del CIA está constituido por cuatro trabajadores, dos en laboratorio y otros dos en establos. Los días de extracción son los domingos, los martes y los jueves, iniciándose las rutas de reparto de madrugada para conseguir que las dosis estén en granja a primera hora de la mañana los lunes, miércoles y viernes.

Para cubrir toda la demanda, la empresa tiene establecidas dos rutas de reparto, que son realizadas por transportistas que trabajan en exclusiva, y con equipos proporcionados por AIM Ibérica. Los vehículos rotulados con la imagen corporativa de AIM Ibérica, cuentan con conservadores refrigerados de última generación para garantizar el control de la temperatura durante el transporte.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estrictos controles de calidad

Para garantizar los altos estándares de calidad que ofrece AIM Ibérica a sus clientes, en el Centro se controla la calidad seminal, motilidad, calidad de movimiento, formas anormales, conservación, contaminación, etc.

El control de la contaminación bacteriana es uno de los puntos más importantes, AIM Ibérica tiene implantados en su Centros la monitorización de la contaminación, controlando los puntos críticos, agua, diluyente, equipos, verracos, etc, diariamente se cultivan placas de los distintos puntos, este seguimiento nos alerta de posibles contaminaciones, indicando donde está la contaminación y facilitando su limpieza e erradicación.

También se realizan controles y analíticas de agua y de pienso trimestrales y programas periódicos de limpieza y desinfección de las naves, silos, y mantenimiento de los sistemas de ventilación y refrigeración.

Los equipos del laboratorio son sometidos a programas regulares de calibración y verificación. Otro de los controles sistemáticos, se refiere a la temperatura, especialmente sobre los conservadores y sus puntos críticos (baño maría,  conservador, estufa de cultivo y en el propio laboratorio). Este control de la temperatura, se hace extensivo al reparto. Asimismo, si el cliente lo solicita se realizan controles de temperatura en los conservadores del cliente en granja.

El sistema que AIM Ibérica utiliza con los animales que no cumplen los estándares de calidad se denomina “Fuera de producción” son retirados de producción y se someten a controles semanales con el fin de comprobar si puede recuperar los niveles exigidos o bien debe ser desechado definitivamente.

Servicio al cliente como valor añadido

La filosofía de Aim Ibérica es estar en contacto continuo con sus clientes, interesándose por sus necesidades y buscando las líneas genéticas que vayan más acorde con sus intereses, además de asesorarles sobre su producción.

Como servicio que aporta valor añadido al producto y aumenta el control sobre la calidad de las dosis seminales y su correcta utilización, AIM Ibérica ofrece a sus clientes un servicio de formación, no sólo sobre la inseminación propiamente dicha, si no también sobre el manejo de las dosis seminales en la granja.

AIM Ibérica en el AIM Worldwide Seminar 2019

El pasado mes de febrero se celebró el seminario de AIM Worldwide en la ciudad de Winnipeg (Canadá). Este seminario, de carácter internacional, se celebra anualmente con el objetivo de compartir conocimientos y experiencia por parte de técnicos y especialistas en inseminación artificial. En esta ocasión, contó con la participación de 55 especialistas procedentes de 22 países, entre los que se encontraban España, Italia, Portugal, Holanda, Vietnam, Filipinas, México, Alemania, Canadá, Estados Unidos o Japón.

En el seminario se expusieron las nuevas técnicas de detección de machos subfertiles así como los proyectos de investigación que se están desarrollando en el IPG de Holanda a nivel internacional, se presentaron las ultimas novedades en diluyente y software de trabajo creados por AIM Worldwide. Todos los asistentes pudieron disfrutar de una visita a las instalaciones del centro de investigación “Delta Canadá” de Topigs Norsvin donde se produce la selección de machos de la línea Z y TEMPO. Este centro está equipado con la última tecnología para proporcionar el máximo bienestar animal, el nivel más alto de bioseguridad y el mínimo impacto ambiental. Cuenta con un escaner de tomografía computarizada que permite mejorar la selección de los verracos de una manera más rápida y precisa.

AIM Ibérica participó activamente en el seminario con las exposiciones de Mariano Rangil y Maria José Martínez. En ellas se mostraron las últimas novedades en instalaciones de establos, laboratorios de producción de dosis seminales y el moderno sistema de control de establos desarrollado por AIM Ibérica. Todo ello enmarcado dentro del concepto de sistema industrializado de producción de dosis seminales de porcino que AIM Ibérica está impulsando de forma pionera en España.